COVID-19: Informe OIT revela impacto mundial en empleo e ingresos

La pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto devastador en la economía global, particularmente en el empleo y los ingresos de las personas en todo el mundo. Un informe publicado recientemente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) proporciona una visión detallada de la magnitud de esta crisis y destaca los grupos más afectados. El informe también hace hincapié en la importancia de implementar medidas de protección social y promover la recuperación económica sostenible. En este artículo, exploraremos en detalle cada uno de los puntos clave presentados en el informe y analizaremos ejemplos prácticos para respaldar las afirmaciones realizadas.

Caída significativa en el empleo y los ingresos

Estimaciones de la OIT

El informe de la OIT revela que un 8.8% de las horas de trabajo se perdieron en el segundo trimestre de 2020, lo que equivale a 245 millones de empleos a tiempo completo. Estas cifras son impactantes y dan testimonio del alcance masivo de la crisis del empleo debido a la pandemia.

Grupos afectados desproporcionadamente

Aunque la pandemia afectó a todos los sectores de la población, ciertos grupos experimentaron un impacto desproporcionadamente mayor. Los jóvenes, las mujeres, los trabajadores informales y aquellos con bajos niveles de educación fueron los más afectados por la crisis.

Impacto en los jóvenes

El informe de la OIT revela una caída del 17.3% en las horas de trabajo para los jóvenes, lo que demuestra el impacto significativo de la crisis en este grupo vulnerable. Los jóvenes que ingresan al mercado laboral se enfrentan ahora a mayores dificultades para encontrar empleo, lo que puede tener consecuencias a largo plazo en términos de sus perspectivas de carrera y desarrollo profesional.

Impacto en las mujeres

Las mujeres también se vieron afectadas de manera desproporcionada por la pandemia, con una disminución del 12.1% en las horas de trabajo, en comparación con el 8.8% registrado para los hombres. Esta brecha de género en el impacto económico muestra la necesidad de abordar las desigualdades de género existentes y garantizar la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral.

Ejemplo práctico: Sectores más afectados para las mujeres

El informe destaca que sectores como la industria de la hospitalidad, el turismo y el comercio minorista han sido especialmente afectados en términos de empleo para las mujeres. Estas industrias generalmente emplean a más mujeres que hombres, lo que ha llevado a una mayor pérdida de empleo y reducciones salariales para las mujeres durante la pandemia.

Impacto regional

Región más afectada

Según el informe, las Américas han experimentado la mayor caída en las horas de trabajo, con un 18.3% de horas de trabajo perdidas en el segundo trimestre de 2020. Esta región ha sido especialmente golpeada por las restricciones a los viajes y el cierre de negocios debido a la pandemia.

Europa y Asia Central

Europa y Asia Central también se vieron afectadas significativamente, con una disminución del 13.9% y el 13.5% respectivamente en las horas de trabajo. Estas reducciones reflejan los impactos económicos generalizados causados ​​por la pandemia y las medidas de confinamiento implementadas en muchas de estas regiones.

África y Asia y el Pacífico

África y Asia y el Pacífico también experimentaron reducciones significativas del 12.1% y el 11.7% respectivamente en las horas de trabajo. Estas cifras subrayan la naturaleza global de la crisis del empleo, que ha afectado a personas en todos los continentes.

Importancia de las medidas de protección social

Acceso limitado a la protección social

El informe de la OIT destaca el acceso limitado a la protección social en todo el mundo. Según sus estimaciones, solo el 45% de la población mundial tiene acceso a algún tipo de protección social. Esto deja a una gran parte de la población vulnerable a los impactos económicos de la pandemia sin ningún tipo de red de seguridad.

Acceso aún más limitado en países de ingresos bajos y medios

Los países de bajos y medianos ingresos se ven particularmente afectados por la falta de protección social. Según datos estadísticos presentados en el informe, la mayoría de los países de ingresos bajos y medianos tienen tasas muy bajas de cobertura de seguridad social, lo que deja a millones de personas desprotegidas frente a la crisis del empleo.

Medidas propuestas

Ante estas cifras preocupantes, la OIT insta a los gobiernos y a la comunidad internacional a tomar medidas para garantizar una mayor protección social y promover el empleo decente. Algunas de las medidas propuestas incluyen:

  1. Implementación de programas de protección social accesibles y amplios para apoyar a las personas y familias afectadas por la pandemia.
  2. Promoción del empleo decente y la creación de trabajos sostenibles y bien remunerados.
  3. Inversión en sectores sostenibles y resilientes que impulsen la recuperación económica y la creación de empleo.

Llamado a la acción de la OIT

Protección de los trabajadores

La OIT hace hincapié en la urgencia de proteger a los trabajadores ante la crisis económica derivada de la pandemia. Esto implica garantizar el respeto de los derechos laborales, así como proporcionar medidas de protección efectivas, como la seguridad en el empleo y apoyos económicos adecuados.

Promoción de la recuperación económica sostenible

Además de la protección de los trabajadores, la OIT insta a los gobiernos a tomar medidas para fomentar la recuperación económica sostenible. Esto implica invertir en sectores sostenibles, como las energías renovables, que no solo impulsarán la creación de empleo, sino que también contribuirán a la sostenibilidad a largo plazo.

Ejemplo práctico: Inversiones en energías renovables

Al invertir en energías renovables, los gobiernos pueden impulsar la creación de empleo en industrias clave como la fabricación de paneles solares y la instalación de parques eólicos. Estas inversiones no solo generarán empleos, sino que también contribuirán a la lucha contra el cambio climático y fomentarán una economía más sostenible y resiliente.

Conclusión

El informe de la OIT pone de manifiesto el impacto significativo de la pandemia de COVID-19 en el empleo y los ingresos a nivel mundial. Los grupos más vulnerables, como los jóvenes, las mujeres y los trabajadores informales, se han visto especialmente afectados. La falta de acceso a la protección social ha dejado a muchas personas en una situación precaria. En respuesta a esta crisis, la OIT insta a los gobiernos a tomar medidas urgentes para proteger a los trabajadores y promover la recuperación económica sostenible. La implementación de medidas de protección social y la inversión en sectores sostenibles son pasos cruciales para garantizar una recuperación equitativa y sostenible.

Nota: Este artículo se basa en el informe de la OIT sobre el impacto de la pandemia de COVID-19 en el empleo y los ingresos a nivel mundial. Se recomienda utilizar información actualizada y estadísticas precisas al citar este artículo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad