Dátil

En el Oriente Medio, el dátil han desempeñado un papel importante durante miles de años como fuente de alimento abundante. Se cree que las fechas son de la zona del Golfo Pérsico y se han producido desde épocas como la Mesopotamia y durante épocas tan tempranas como el 6.000 AC.

Orígenes geográficos y regiones cultivadas del dátil

También ha habido rastros de pruebas que muestran fechas de cultivo en Arabia alrededor del 4.000 a.C. Los árabes también esparcieron dátiles alrededor de España y en el norte de África. En 1765, los españoles introdujeron California y México a las fechas alrededor de la Misión San Ignacio.

Los dátiles crecen en cuatro etapas: secados al sol, maduros (tamr); blandos, maduros (colinabo); crujientes, de tamaño completo (khalal); y no maduros (kimri). En el África septentrional, Arabia e Iraq, los dátiles se consideran un cultivo importante y tradicional. Su importancia también se menciona en el Corán.

Algunos dátiles, principalmente el Deglet Noor y el Medjool, se cultivan en los Estados Unidos (principalmente en el sur de California). Antes de dar frutos, las palmas de dátiles suelen tardar unos 7 años en cosecharse y requieren 10 años de preparación para su uso comercial. Las palmas datileras adultas son capaces de producir de 80 a 120 kilogramos de frutos en cada temporada de cosecha, aunque no maduren todas al mismo tiempo.

En 2005, los diez principales productores de dátiles (1000 toneladas) fueron Egipto, Arabia Saudita, Irán, los Emiratos Árabes Unidos, Argelia, Pakistán, Sudán, Libia, China y Túnez. Debido a que hay rastros de fechas de períodos que se remontan a siglos antes de Cristo, se desconoce el origen específico de la fecha.

Se dice, sin embargo, que proceden de lugares del norte de África y Asia. La palmera que produce los dátiles se encuentra generalmente con muchos troncos y un solo sistema de raíces. Es un árbol de tamaño medio que va de 15 a 25 metros de altura. Las hojas tienen de 3 a 5 metros de largo y tienen espinas. El ancho total puede ser de 6 a 10 metros de largo.

Historia del consumo de dátil

El dátil proviene del género Phoenix, que se produce principalmente para ser consumido. Los dátiles contienen una gran fuente de energía y vitamina C. Los dátiles se concentran mucho al secarse porque casi no contienen agua, pero la vitamina C se pierde durante este proceso.

Los racimos de dátiles normalmente cuelgan de la copa de un árbol y el fruto de este árbol es una drupa a la que se le ha dado el nombre de dátil. Son ovalados-cilíndricos, de 3-7 cm de largo, 2-3 cm de diámetro, y antes de madurar, varían de color rojo brillante a amarillo brillante. El color del dátil depende de la variedad que se esté cultivando. Los dátiles contienen una sola semilla de unos 2-2,5 cm de largo y 6-8 mm de espesor.

Los dátiles pueden ser sembrados y luego rellenados con rellenos como mazapán, cáscara de limón, naranjas confitadas y almendras o comidos directamente de la mano. También se pueden utilizar en muchos platos diferentes como pasteles, pan, pudín, y muchas más bandejas de postre. Pueden ser procesados en muchas formas como, alcohol, vinagre, polvo, jarabe, pasta y cubos.

Durante el Ramadán, cuando se pone el sol, el yogur y los dátiles forman parte de la primera comida tradicional en los países islámicos. En algunas naciones islámicas, los dátiles se utilizan incluso como champán no alcohólico para celebrar ocasiones religiosas y especiales.

Además, los dátiles pueden cortarse en porciones más pequeñas y luego combinarse en recetas para hacer una variedad de platos, como pasteles, pudines, tortas, pan y otras delicias. Los dátiles también se pueden encontrar empaquetados individualmente o en formas secas conservadas en los supermercados de todo el país. También pueden deshidratarse, molerse en polvo y luego mezclarse con granos para crear el alimento para el ganado.

Los dátiles que se deshidratan se utilizan comúnmente para alimentar a perros, caballos y camellos en la región del Sahara. En Nigeria se añaden pimientos y dátiles a ciertas cervezas para que la cerveza sea menos intoxicante. Las hojas de los dátiles se consideran vegetales y se cocinan en muchos países.

Las semillas finamente molidas pueden combinarse con harina para producir pan cuando hay escasez de trigo o de harina. Además, la palmera datilera tiene flores que son comestibles y pueden ser utilizadas cuando se cocina pescado o en preparaciones de ensaladas. En Ghana, el norte de África y la India la gente utiliza la savia de la palmera datilera durante la conversión del azúcar, las bebidas alcohólicas y la melaza.

En el norte de África la savia obtenida de la palmera datilera se conoce como lagbi. Si se deja curar durante un período de tiempo suficiente (normalmente horas, dependiendo de la temperatura) el lagbi se convierte fácilmente en una bebida alcohólica. Se requiere una habilidad especial al golpear la palmera para que no muera. También se utiliza para hacer Jallab, que es un jarabe producido en el Oriente Medio a partir de dátiles, pasas, melaza de uva, agua de rosas, caramelo y ácido cítrico.

Otros usos de las palmeras que producen dátiles incluyen el uso de su tronco para la madera. Las semillas de los dátiles pueden ser procesadas químicamente para crear ácido oxálico. Además, los plateros usan las semillas de los dátiles para crear carbón vegetal y collares. En algunas zonas las semillas se muelen para sustituir al café o se añaden al café (8).

Las hojas de palma se utilizan comúnmente como un símbolo religioso en el cristianismo. Las hojas adultas se convierten en abanicos, cestas, pantallas y esteras. Cuando la hoja se seca puede ser utilizada en la producción de bastones, combustible, flotadores de pesca y escobas.

Las hojas también se usan como lulav en la fiesta judía de Sucot. Los racimos de frutas despojadas se utilizan como escobas. En Pakistán, el jarabe espeso hecho de las frutas maduras se utiliza como revestimiento de bolsas de cuero y tuberías para evitar fugas. La madera de palmera datilera se utiliza para postes y vigas de las cabañas porque es más ligera que la madera de coco y más duradera.

También se utiliza para la construcción de puentes, acueductos y partes de dhows (buques de venta árabes). La madera sobrante se quema como combustible. En los lugares donde las tradiciones artesanales aún prosperan, como en Omán, la palmera es la más versátil de todas las plantas autóctonas y prácticamente se utiliza cada parte del árbol. La palmera se utiliza para fabricar artículos funcionales que van desde cuerdas y cestas hasta colmenas, barcos de pesca y viviendas tradicionales.

El consumo común del dátil hoy en día

Los dátiles se consumen hoy en día de muchas maneras que son similares a la forma en que la gente los usaba y consumía hace años. En los supermercados, los dátiles se encuentran más comúnmente en formas secas y se combinan con cereales y panes.

Los dátiles también se comen de la mano cuando están secos o frescos. También se preparan con ensaladas, se convierten en jarabes, se hornean en pasteles y se utilizan para producir bebidas alcohólicas.

Datos de nutrición del dátil: Vitaminas, minerales y componentes fitoquímicos

Los dátiles contienen calcio, magnesio, fósforo, potasio, hierro, zinc, cobre, manganeso, selenio, vitaminas A, A1, B, B1, B2, B3, B5, B6 y C, así como una variedad de aminoácidos.

Los dátiles también contienen tiamina, riboflavina, niacina y ácido pantoténico. Estas vitaminas y minerales ayudan al cuerpo a producir hemoglobina, que es una proteína de los glóbulos rojos que se une al oxígeno y transporta el oxígeno de los pulmones a los tejidos.

El potasio es un mineral esencial que el cuerpo necesita para mantener las contracciones musculares adecuadas, incluyendo las del músculo cardíaco. El potasio también promueve un sistema nervioso saludable y un metabolismo eficiente en el cuerpo. Una porción de dátiles contiene 240 miligramos de potasio, que es más que la cantidad de potasio que se encuentra en los plátanos.

Los dátiles también contienen carbohidratos que incluyen 3 gramos de fibra dietética y 29 gramos de azúcares naturales como la fructosa, la glucosa y la sacarosa. En otras palabras, una porción de dátiles contiene 31 gramos de carbohidratos que suministran al cuerpo grandes cantidades de energía.

Los dátiles, además de ser una buena fuente de fibra dietética, no contienen sodio, ni grasa, ni colesterol. Cada uno de estos factores es importante para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y cáncer.

La fibra que se encuentra en los dátiles viene en dos formas, soluble e insoluble. Se ha demostrado que la fibra soluble ayuda a controlar la diabetes al disminuir el azúcar alto en la sangre, así como el colesterol alto, específicamente el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL). La fibra insoluble aumenta la capacidad y la velocidad de procesamiento de los alimentos en el sistema digestivo.

Finalmente, los dátiles tienen ácidos fenólicos como el ácido gálico, el ácido protocatecúico, el ácido cafeico, el ácido p-cumárico, el ácido o-cumárico, el ácido vainílico, el ácido sirínico y el ácido ferúlico. Sin embargo, una cantidad suficiente de carotenoides y antioxidantes se pierde cuando los dátiles se secan al sol.

Beneficios del dátil para la salud: Usos medicinales basados en estudios científicos

Los dátiles tienen propiedades astringentes y también poseen el poder de limpieza debido a una gran cantidad de taninos que pueden ayudar a los síntomas que acompañan a los problemas intestinales. Se han utilizado con bastante frecuencia para tratar resfriados, dolores de garganta, inflamaciones bronquiales y para reducir la fiebre, además de muchas otras enfermedades relacionadas. En algunos casos, también se ha sabido que neutralizan y revierten la intoxicación por alcohol.

El polvo de la semilla también puede ser utilizado para ciertos brebajes medicinales. En la India se ha utilizado una goma del tronco para ayudar a tratar las infecciones genitourinarias y la diarrea. Las raíces de las palmeras se utilizan para calmar un dolor de muelas. El polen de las flores de los dátiles contiene una forma de estrógeno llamada estrona y se ha demostrado que esta molécula tiene un fuerte efecto gonadotrópico en las ratas jóvenes. Los estudios han demostrado que los dátiles tienen potentes antocianinas, carotenoides y fenólicos, que como la mayoría de las otras frutas, tienen propiedades antioxidantes .