Bérbero

El hábitat original de la planta Bérbero, a menudo llamada “wolfberry”, es hasta la fecha desconocido. Se propone que la región de origen se encuentre en algún lugar del sudeste de Europa o en la región sudoccidental de Asia. Actualmente, China es responsable de la mayoría de los Bérbero cultivados comercialmente en plantaciones cercanas a las llanuras de inundación del río Amarillo. Sin embargo, se cultiva típicamente en la mayor parte del mundo.

Es una especie de dos variedades de boj en la familia de las Solanáceas, más conocida como la familia de la Sombra Nocturna. Esta familia de bayas de lobo está relacionada con berenjenas, patatas, tomates, pimientos, flores, tabaco y, por supuesto, la mortal belladona.

El wolfberry crece hasta una altura de aproximadamente 3 a 10 pies. Las variedades del sur de China del árbol de wolfberry son más cortas que sus homólogos del norte. Las flores son de una a tres en un tallo y comienzan con forma de campana antes de estallar para acomodar y liberar la baya en crecimiento. La llamativa baya naranja-roja “en forma de pimienta” tiene un tamaño de media pulgada a una pulgada.

Historia del consumo

Los nombres comunes de la baya de Bérbero incluyen: Bérbero chino, Bérbero tibetano o del Himalaya, bárbara de matrimonio, bocksdorn, árbol del té del Duque de Argyll, cambronera y matrimonial. Las bayas se procesan con cuidado para evitar que se estropeen por los daños de la cosecha.

La forma más común de las bayas de lobo consumibles es la forma seca. La textura varía desde la de una ciruela pasa o una pasa masticable hasta una consistencia más dura y gomosa que es similar a la de un hongo chino seco. Una vez secas, las bayas de lobo no suelen rehidratarse. En su lugar se utilizan en su estado seco como un bocadillo dulce o con fines medicinales.

Durante unos pocos miles de años, las bayas de lobo han sido una parte importante de la medicina china y también de otras tradiciones asiáticas. En la cocina tradicional china, las bayas de lobo se utilizan en el arroz congee o con otras verduras en sopas reconstituyentes y se mezclan con diversas flores para crear tés de hierbas.

El consumo común del bérbero hoy en día

El wolfberry está creciendo en popularidad debido a sus beneficios para la salud. Durante los últimos años, el wolfberry se ha incluido en muchos productos nuevos en todo el mundo. Su forma de consumo más popular hoy en día es como un bocadillo de fruta seca añadido a las barras de granola o consumido solo.

Es una adición bienvenida a muchas bebidas, incluyendo tés de hierbas, café instantáneo, vino, y más recientemente diferentes tipos de cerveza. Además de las bayas, también se pueden comer los brotes y hojas de las plantas jóvenes de wolfberry.

Las exportaciones comunes de bayas de lobo van desde las bayas secas y el jugo de bayas hasta los polvos hechos de la pulpa y el jugo. La comercialización del wolfberry se está extendiendo en el oeste y pregona los beneficios para la salud de la baya de Bérbero.

Datos de nutrición del bérbero: Vitaminas, minerales y componentes fitoquímicos

El wolfberry contiene niveles de vitamina C que sólo pueden ser rivalizados por los cítricos y las fresas, además de riboflavina (vitamina B2), calcio, potasio, hierro, zinc y selenio. Está lleno de carbohidratos, proteínas, grasas y fibra dietética, así como de numerosos fitoquímicos y nutrientes. Fitoquímicos como el betacaroteno, la zeaxantina y los polisacáridos se pueden encontrar en el wolfberry.

Parte del contenido de los fitoquímicos varía entre las regiones de producción, lo que crea discrepancias en muchos estudios de la planta Bérbero. Esto hace que sea difícil medir los beneficios para la salud de la planta Bérbero. Sin embargo, el único dilema real al que se enfrentan actualmente los científicos con la planta Bérbero es si es saludable o extremadamente saludable.

Beneficios del bérbero para la salud: Usos medicinales basados en estudios científicos

Una larga lista de usos medicinales del wolfberry ha encontrado su camino en la medicina tradicional china. Una vez consumido, mejorará el sistema inmunológico, protegerá el hígado, mejorará la vista y la circulación, y aumentará la producción de esperma, por nombrar sólo algunas de sus propiedades beneficiosas. Las hojas se han utilizado para tratar enfermedades inflamatorias y otras enfermedades de la piel, mientras que la corteza de la raíz se utiliza para ayudar en la lucha contra las bacterias patógenas humanas y los hongos.

Los polisacáridos contenidos en el wolfberry actúan como fibra dietética y ayudan a mantener el colon sano. La zeaxantina, un carotenoide alimentario, actúa como antioxidante además de proporcionar propiedades protectoras de filtración de la luz, ya que es absorbida por la mácula lutea de la retina. Esencialmente, este factor reduce el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad y el glaucoma.