Baya de acai

La baya de acai, pronunciadas ah-sigh-EE, provienen de la palmera acai, que crece en América Central y del Sur. Son de color púrpura azulado y similares en tamaño y forma a los grandes arándanos.

Las personas nativas del Amazonas han estado usando las bayas de acai por sus beneficios para la salud durante muchos años. Se hicieron populares en los Estados Unidos cuando las bayas fueron nombradas como un súper alimento en “The Oprah Winfrey Show“. La baya de acai contiene más antioxidantes que otras bayas como el arándano, la fresa y el arándano. Algunos estudios han encontrado un vínculo entre los antioxidantes y la prevención del cáncer.

La baya de acai es difícil de conseguir

Las palmeras Acai pueden crecer hasta 60 pies de altura en la selva tropical brasileña. Debido a que la cosecha se hace a mano, los locales responsables de recoger las bayas tienen que escalar alturas peligrosas para conseguirlas.

La cosecha de las bayas y la preparación de los racimos para el transporte tiene que ser un proceso extremadamente rápido, porque las bayas tienen que ser enviadas por barco y se pueden estropear fácilmente.

Un sabor exótico

Puedes encontrar bayas de acai en la mayoría de las tiendas de alimentos saludables. Se pueden comer crudas, en jugo o concentradas en forma de píldoras. A veces también se utilizan como un aditivo de color natural en alimentos como el helado y la gelatina, así como en bebidas.

Las bayas crudas de acai saben un poco a moras, pero con un ligero amargor que es similar al del chocolate negro. La baya de acai se usa más comúnmente como parte de un jugo o suplemento dietético porque tiene una gran semilla en el medio.

La baya de acai es una potencia antioxidante

La mayoría de las bayas contienen sustancias químicas llamadas antioxidantes, pero se cree que las bayas de acai tienen más que la fresa, el arándano o la frambuesa promedio. Su alto contenido de antioxidantes es una de las razones por las que las bayas se han vuelto tan populares como alimento saludable.

Los antioxidantes pueden proteger las células de su cuerpo de ser dañadas por los procesos oxidativos. Cuando las células se oxidan en el cuerpo, sus membranas se dañan. Este daño resulta en la creación de radicales libres. Los radicales libres quitan los electrones de otras células sanas y no oxidadas. Al protegerse contra la oxidación, las bayas de acai tienen el potencial de prevenir enfermedades cardíacas, diabetes y varias condiciones relacionadas con el proceso de envejecimiento.

¿Grasas en una baya?

Las bayas de Acai contienen altos niveles de importantes ácidos grasos como el omega-3, omega-6 y el ácido oleico monoinsaturado. El omega-3 y el omega-6 se consideran esenciales para la buena salud, y los expertos recomiendan obtener una cantidad equilibrada de cada uno. El ácido oleico se utiliza a menudo en productos para el cuidado de la piel. Se dice que ayuda a prevenir condiciones como la presión arterial alta y el colesterol alto.

Se trata de la piel

Las bayas de Acai no serían un súper alimento sin su piel azulada-púrpura. Como muchas otras frutas, la piel contiene fibra y varios nutrientes, y la mayoría de los antioxidantes. Si usted está comprando un suplemento o bebida hecha de acai, usted querrá asegurarse de que el producto contiene mucha piel.

¿Puede el acai ayudar con la pérdida de peso?

En los Estados Unidos, los suplementos de bayas de acai se han comercializado como auxiliares para la pérdida de peso. Actualmente, hay muy pocas investigaciones que apoyen la efectividad o no de la baya como parte de un plan de pérdida de peso. Sin embargo, un estudio de la Escuela de Medicina de la UCLA encontró evidencia prometedora de que tomar suplementos de bayas açaí puede ayudar a reducir los riesgos de colesterol alto, presión arterial alta y diabetes en adultos con sobrepeso.

¿Están a salvo?

Aunque las bayas y el jugo de acai parecen ser seguros de consumir, hay muy poca investigación sobre la seguridad de los suplementos. Los expertos aconsejan tener precaución si está embarazada, y evitar el açaí si tiene una reacción alérgica a las plantas de la familia de las palmeras.

Comer acai podría tener un efecto en los resultados de los exámenes de resonancia magnética. Si tiene programada una resonancia magnética, es importante que le diga a su médico que ha comido o tomado cualquier cosa que contenga la baya.

¿Superalimentos del futuro?

Los investigadores están generalmente de acuerdo en que las bayas de acai, tanto en crudo como en forma de jugo, tienen muchos beneficios para la salud. Son una buena fuente de antioxidantes, grasas saludables y fibra. Hasta ahora, las afirmaciones de que son capaces de ayudar con la pérdida de peso, la artritis y la eliminación de toxinas del cuerpo aún no han sido científicamente probadas. Futuros estudios podrían revelar más información sobre cómo estas bayas pueden ayudarnos.